¿Qué hay detrás del dolor facial?

Blog

Por -

Qué es el dolor facial

El dolor facial es un síndrome doloroso que afecta a las estructuras craneofaciales del organismo. Por lo general, su aparición está relacionada con un trastorno nervioso, una infección o una lesión. El gran abanico de causas posibles del dolor en la cara provoca que no siempre resulte sencillo establecer su diagnóstico y que aspectos como la localización del malestar y los síntomas asociados sean claves para determinar la razón y el mejor tratamiento del dolor facial en Mallorca.

Esta algia facial, que puede sentirse en uno o en ambos lados de la cara y derivar en una dolencia crónica, puede ser sorda y pulsátil o intensa y punzante. Según nuestros especialistas de Aliviam Mallorca, los medicamentos, las inyecciones y la cirugía son las actuaciones más recomendables contra el dolor facial.

¿Por qué sufro dolor en la cara?

El hecho de que la cara contemple múltiples estructuras (frente, nariz, ojos, pómulos, mandíbula, oídos…) hace que la afección que sufra cualquiera de ellas pueda ocasionar malestar. Contar con un diagnóstico certero es fundamental para diferenciar el tipo de dolor facial, sus particularidades y el tratamiento más efectivo.

Entre las diferentes causas y patologías relacionadas con las dolencias en la cara destacan las siguientes:

Neuralgia del trigémino o tic doloroso: esta disfunción provoca dolores faciales intensos que suelen surgir abruptamente por daños en el nervio trigémino (encargado de llevar la sensibilidad del tacto y del dolor desde la cara hasta el cerebro). Sin la ayuda adecuada, este malestar puede tener mucha repercusión también a nivel psicológico (depresión).

  • Dolor de cabeza: este malestar (una jaqueca, una cefalea tensional…) puede llegar a producir sensibilidad en la cara.  Por otra parte, es característico que la cefalea en racimos se acompañe de un dolor muy intenso en uno de los lados de la cara y del cráneo.
  • Sinusitis: esta inflamación o infección de los senos paranasales (cavidades llenas de aire entre el rostro y los huesos del cráneo) suele estar causada por una bacteria, un virus o un hongo.  Se trata de un dolor que se manifiesta con pesadez y que suele empeorar cuando el rostro se inclina hacia adelante. Normalmente, se acompaña de otros indicadores como el goteo nasal, la fiebre, la pérdida de olfato, el mal aliento etc.
  • Enfermedades dentales: problemas como las infecciones de las encías, las caries o las inflamaciones en los dientes pueden derivar en un malestar que se irradie por la cara.
  • Problemas en los ojos y en los oídos: bien una herida o una acumulación de pus en el oído, bien una inflamación en los ojos o un herpes ocular pueden provocar dolencia en la cara además de daño en la parte afectada.
  • Disfunción Temporomandibular (DTM): los trastornos de la  articulación temporomandibular (ATM), que une la mandíbula al cráneo, se encuentran entre las causas más comunes del dolor facial, acompañándose de otros síntomas como la molestia al masticar o la dificultad al abrir la boca. El bruxismo, hábitos como morderse las uñas, alteraciones en los dientes, lesiones en la zona… impiden el funcionamiento correcto de la ATM hasta causar disfunción.