¿Qué efectos tiene la cortisona empleada en las infiltraciones?

Blog

Por -

Las infiltraciones con cortisona son uno de los métodos más utilizados para aliviar o eliminar el dolor en Mallorca. Este tratamiento se administra mediante una inyección en un área específica del cuerpo (normalmente una articulación), de forma que consigue mejorar el estado del paciente con mayor rapidez y duración que otras terapias o tratamientos conservadores.

La utilización de corticosteroides en este tipo de inyecciones permite replicar la acción del sistema inmunológico natural, reduciendo el dolor y la inflamación de una articulación y garantizando un alivio que puede durar hasta meses.

Sin embargo, a pesar de sus claros beneficios, hay dos aspectos que no pueden perderse de vista: la cortisona no debe utilizarse de forma excesiva ni administrarse sin prescripción médica. En dichos casos, insisten nuestros profesionales de la clínica del dolor crónico en Mallorca, los efectos positivos de la cortisona pueden quedar empañados por consecuencias no deseadas para la salud.

Inyecciones de cortisona para calmar el dolor y la inflamación

Las inyecciones de cortisona contienen por lo general un medicamento corticosteroide y un anestésico local (éste puede ser administrado previamente), que resultan claves para acabar con el dolor y la inflamación de una articulación.

Al contrario de lo que ocurre con las formas orales o inyectadas por vía intramuscular o en vena, la técnica de infiltración de Aliviam Mallorca permite aplicar esta sustancia únicamente en el área a tratar, reduciendo significativamente la absorción sistémica: al inyectarse de forma directa en la articulación pasa muy poca cantidad a la sangre y se consiguen eliminar o mitigar los efectos secundarios de la cortisona.

Nuestro equipo de médicos especialistas en infiltraciones en Mallorca estudia, además, cada caso individualmente para brindar la mejor opción y evitar los posibles riesgos de la cortisona. Entre otras consideraciones, estudian con detenimiento el listado de alergias y de medicamentos que toma el enfermo y le dan instrucciones claras y precisas.

Por ejemplo, es frecuente reducir las dosis de corticoides en pacientes hipertensos o con diabetes para impedir los efectos secundarios potenciales de las inyecciones de cortisona.

Es importante destacar que dichos efectos aumentan con el uso de dosis mayores y con el abuso de las inyecciones de cortisona (puede dañar el cartílago de la articulación). Por eso, en términos generales, no es recomendable recibir más de tres o cuatros infiltraciones de cortisona en un año.

En cualquier caso, los fármacos empleados en las infiltraciones de Aliviam Mallorca (cortisona, ácido hialurónico, Plasma Rico en Plaquetas) son de comprobada eficiencia clínica y están determinados según la patología y el estado del paciente.

Uso de cortisona en las articulaciones

La cortisona se inyecta especialmente en las articulaciones como la rodilla, el hombro, el codo, el tobillo, la columna vertebral, la cadera… e incluso en las pequeñas articulaciones de las manos y de los pies.

Su uso es especialmente aconsejable para hacer frente al dolor en las siguientes afecciones:

  • Dolor de espalda
  • Artrosis
  • Artritis reumatoide
  • Tendinitis
  • Bursitis
  • Gota
  • Artritis psoriásica
  • Artritis reactiva
  • Artritis inflamatoria
  • Fascitis plantar

 

Consulta tu caso con nuestros especialistas en tratar el dolor crónico en Mallorca para tener más información al respecto.