Aplicación de frío o calor para el dolor de ciática

Blog

Por -

El dolor de ciática es uno de los males más frecuentes e intensos que puede sufrir una persona. Aparece como consecuencia de la compresión y la irritación del nervio ciático, que no solo se caracteriza por ser el más largo y ancho de nuestro organismo, sino también por resultar indispensable para el aparato locomotor.

Aunque en algunos casos este malestar puede tratarse con soluciones naturales como la aplicación de frío o calor para el dolor de ciática, es aconsejable acudir a un profesional cuando persiste o aparece con frecuencia para tomar medidas realmente efectivas.

Con ayuda de nuestros especialistas en dolor de ciática en Mallorca, repasamos cuáles son los síntomas principales de este mal, cómo prevenirlo y cómo tratar la ciática adecuadamente.

¿Cómo saber si sufro dolor de ciática?

El largo recorrido del nervio ciático lo hace muy sensible a sufrir una compresión en algún punto de su trayecto. La dolencia, que por lo general afecta a un lado del cuerpo, suele extenderse desde la parte baja de la columna hacia los glúteos y la parte posterior de la pierna e, incluso, llegar a los pies.

La mayoría de los afectados suele sentir este mal de forma leve y experimentar su desaparición con el paso del tiempo. Pero otros, pueden llegar a convivir con un dolor crónico de ciática que va a necesitar de unas pautas concretas.

Mientras que los sobreesfuerzos o los traumatismos se esconden normalmente en las primeras situaciones, en las segundas son más comunes las enfermedades inflamatorias o la genética, entre otras.

Asimismo, la ciática también es habitual en situaciones transitorias como el embarazo (recuerda nuestro post sobre el tratamiento de la ciática durante el embarazo para saber cómo aliviar y prevenir esta dolencia en la gestación).

De manera general, las causas más habituales son la ciática por hernia discal, por el estrechamiento del canal vertebral y por el estrechamiento del canal raquídeo.

Entre los factores de riesgo de sufrir ciática en Mallorca destacan la mala alimentación, la falta de ejercicio y el sedentarismo. Estos aspectos pueden producir cambios espinales por el exceso de peso corporal, así como el debilitamiento de la musculatura abdominal y lumbar.

Los síntomas más habituales del dolor del nervio ciático son:

  • Dolor en la espalda, glúteos y piernas que puede intensificarse al caminar (el grado de este malestar  varía desde leve hasta muy intenso e incluso incapacitante)
  • Dificultad para mantenerse recto, caminar o estar mucho tiempo en la misma posición
  • Sensación de hormigueo y entumecimiento en la columna, glúteos y pies
  • Flojedad en una pierna o en las dos

Tratamiento de frío y calor para el dolor de ciática

La manera más efectiva de intentar prevenir y enfrentarse a esta dolencia es recurrir a un experto que estudie la situación concreta, determine que realmente se trata de un caso de ciática y marque las pautas más convenientes.

Según apuntan los especialistas de nuestro centro de dolor crónico en Mallorca,  existen una serie de tratamientos para aliviar el dolor de ciática que llegan a tener efectos muy positivismos, solos o combinados con otros métodos.

Uno de ellos, especialmente aconsejable en el caso de dolor ciático agudo, tiene que ver con el uso  de compresas de calor o frío. En este sentido, suele recomendarse aplicar frío (hielo) o calor durante unos 20 minutos y repetir la operación cada unas dos horas (algunas personas encuentran más alivio con el frío, mientras que otras lo hacen con el calor. Ambas opciones pueden alternarse).

Suele resultar conveniente empezar con la aplicación de hielo durante los primeros dos días (nunca de forma directa) para, a continuación, pasar al calor hasta que se logre una mejoría.

En estos casos, el frío ayuda a reducir la inflamación y el entumecimiento, mientras que el calor (que suele utilizarse cuando la intensidad del dolor se ha reducido) contribuye a incrementar el flujo de oxígeno y a aportar nutrientes a la zona afectada.

Otros tratamientos que pueden disminuir o eliminar el dolor de ciática, siempre siguiendo las indicaciones del especialista, son:

Llevar una vida saludable en Mallorca gana por partida doble: resulta importante para que los dolores no sean tan intensos y para estar mejor preparado en caso de tener que enfrentarse a ellos