Blog

Por -

Las vacaciones ya suenan demasiado lejos, pero volver a la rutina todavía cuesta. Aún estás poniéndote al día y retomar ciertas actividades como regresar al gimnasio tras las vacaciones se te está haciendo más pesado que nunca. Sin embargo, conoces de sobra el beneficio del deporte para la salud y para tu figura, así que estás a punto de volver a ponerte las pilas. Eso sí: pon máxima atención a las posibles lesiones. 

No lo hagas de cualquier manera. Presta atención a los consejos para volver al gimnasio tras el verano que te dan los especialistas de Aliviam Mallorca. Conseguirás mantenerte motivado, retomar los hábitos saludables y evitar lesiones tras el parón estival.

Retomar el ejercicio sin lesionarse después del verano

Las prisas nunca son buenas. Tampoco para mejorar nuestro cuerpo tras la dejadez o el olvido del ejercicio físico y de la dieta en verano. La planificación de la vuelta a la actividad física es fundamental para entrenar de manera segura, alcanzar de nuevo una rutina y estar otra vez en forma.

Contrariamente, volver a lo loco al gym tras un tiempo parado resulta perjudicial para el organismo: torceduras, esguinces, dolor de espalda…. La sobrecarga o el sobreentrenamiento que arrastra este ímpetu se acompaña de problemas musculares, músculo-tendinosos y osteo-tendinosos, que tiran por los suelos los planes de ponerse en forma.

Nuestros médicos especialistas en dolor crónico en Mallorca recopilan los principales cuidados a tener en cuenta para reanudar el ejercicio físico tras las vacaciones sin lesionarse:

  • Empezar suave y progresivamente: esta pauta supone evitar entrenar de forma intensa y todos los días después de haber dejado de lado la actividad un tiempo. Durante el primer mes, es aconsejable ir al gimnasio unos 2-3 días semanales para impedir la aparición de lesiones.
  • Elegir los ejercicios adecuados: los movimientos bruscos, muy amplios o las cargas pesadas deben obviarse en esta vuelta al cole. Mejor empezar por ejercicios globales y consultar con un profesional si la inactividad ha sido considerable o se nota alguna dolencia en el cuerpo.
  • Realizar correctamente la práctica deportiva: no sólo es necesario saber cuáles son las actividades más convenientes según nuestra forma física, sino también abordar los ejercicios de forma correcta. Tal y como recuerdan los especialistas en evitar y tratar lesiones deportivas en Mallorca, debemos detenernos de inmediato si sentimos dolor mientras realizamos un ejercicio.
  • Utilizar buen material deportivo: el calzado, los protectores, las rodilleras… Usar un equipo adecuado es fundamental para reducir el riesgo de lesiones después del verano.
  • Calentar a conciencia: preparar el cuerpo durante unos 20 minutos antes de entrenar hace fluir la sangre, pone a punto los músculos y evita lesiones. Igual de importante resulta enfriar de forma adecuada: ayuda al organismo a recuperar el ritmo cardiaco y el nivel de temperatura normal.
  • Variar los ejercicios: realizar un entrenamiento cruzado posibilita emplear músculos distintos.
  • Combinar la actividad física con la dieta: el cuerpo debe volver a cargarse de los nutrientes necesarios tras los excesos y las copiosas comidas veraniegas. Esta simbiosis le ayuda a estar en forma lo antes posible, ganando agilidad y energía.

La influencia del deporte en el dolor crónico

El ejercicio físico es un gran aliado de las personas que sufren dolencias crónicas. La práctica deportiva permite reducir la intensidad del dolor, mejorar la funcionalidad física y recuperar calidad de vida. No obstante, no hay que olvidar que su abuso o su desarrollo incorrecto puede producir el efecto contrario.

Por ello, el ejercicio en los pacientes con dolor debe implantarse de forma progresiva y acompañarse de aquellas actividades aeróbicas, de fuerza y de elasticidad apropiadas en cada caso. Consulta con los médicos de Aliviam Mallorca para ampliar la información al respecto.