La importancia de la primera visita en la Clínica del Dolor

Blog

Por -

¿Cómo es la primera visita a nuestra clínica del dolor en Mallorca?

Muchos de los pacientes que llegan hasta nuestra clínica del dolor en Mallorca lo hacen después de haber recorrido otros centros en los que su dolencia no ha sido tratada de forma satisfactoria. Otros se dirigen a nuestros expertos para huir de las largas listas de espera -que tanto dificultan su curación- o bien por recomendación de antiguos pacientes, lo que para nosotros es siempre una satisfacción en mayúsculas.

En cualquier caso, la primera visita a Aliviam Mallorca resulta importantísima: permite a nuestros profesionales conocer los antecedentes del afectado, los aspectos físicos y psicológicos que le impiden desarrollar una vida con normalidad, descartar otras patologías más graves y empezar a dar forma a un plan de acción contra el dolor crónico que por fin va a arrojar una luz de esperanza al afectado y a sus familiares.

El punto de partida para reducir o aliviar la dolencia nace de la primera consulta y del historial clínico. No hay que olvidar que el dolor es una experiencia subjetiva, por lo que resulta primordial poner toda la información posible al alcance del facultativo. Por ello, es imprescindible acudir a esta primera cita con el historial médico completo, el listado de alergias a medicamentos, la relación de los fármacos que se estén tomando y las pruebas diagnósticas relacionadas con el cuadro del dolor (radiografías, resonancias magnéticas, electromiografías, análisis de sangre etc.).

Durante este primer encuentro, nuestro especialista entrevistará sin prisas al enfermo, realizará una exploración física, analizará todos los datos complementarios aportados y, en caso de así considerarlo, solicitará otros estudios extra. De la misma manera, si es conveniente, propondrá asesoramiento nutricional, terapia manual y/o ayuda emocional para situarlo en el camino más adecuado para curar su padecimiento.

Aunque generalmente la primera cita no suele conllevar infiltraciones, existe también la posibilidad de que sea necesario realizar una exploración más completa o utilizar algún medio diagnóstico (por ejemplo, una infiltración de prueba) para determinar con mayor celeridad la causa del dolor:

  • Dolor mecánico: producido por cambios en las posturas y cargas anormales (responde poco a la medicación antiinflamatoria y puede ser abordado por el movimiento correcto guiado por el terapeuta)
  • Dolor inflamatorio: aparece después de un daño o una lesión (normalmente desaparece con la curación de ésta)
  • Dolor neuropático: se debe a la lesión de los nervios (puede ocurrir en cualquier punto, desde los receptores del dolor que hay en la piel hasta el cerebro)

Por tanto, la primera toma de contacto con el paciente es fundamental para investigar la causa y el mecanismo de la producción del dolor, diferenciar entre el tipo de dolencia, evaluar los tratamientos previos y establecer una guía de actuación, entre otras acciones.

La escucha activa del paciente, la exploración minuciosa y las distintas pruebas determinarán así un diagnóstico certero del dolor que permitirá tratarlo de forma realmente eficaz. Todo ello mediante la experiencia de nuestro equipo multidisciplinar, la aplicación del procedimiento más adecuado y la ayuda de los últimos avances técnicos.